El Valle del Jerte ofrece numerosos rincones que permiten el disfrute de la naturaleza y del tipismo de sus pueblos.

 

pilonesLa buena conservación del entorno natural da cobijo a ecosistemas de lo más variado, concediendo al visitante el privilegio de ser testigo de acontecimientos de la fauna o la vegetación absolutamente excepcionales.

A todo esto contribuye la abundancia de agua, que con cerca de 15 gargantas salpica las faldas del valle creando auténticos vergeles y zonas boscosas dispuestas para el disfrute. La Garganta de los Infiernos atribuye gran parte de su fama al paraje de Los Pilones, zona en la que abundan los saltos de agua y cascadas y donde encontramos grandes pozas labradas en la roca por la erosión del cauce. Esta zona alcanza su apogeo en verano, época en la que las aguas cristalinas y frescas atraen a numerosos turistas y curiosos con ganas de disfrutar de un buen paseo por el bosque antes disfrutar de un baño en ellas. Aunque este paraje se halla erigido como el atractivo más popular, la Reserva Natural extiende sus tentáculos por los términos municipales de Jerte, Tornavacas y Cabezuela.

Su situación geográfica la ubica al norte de la Sierra de Tormantos y al sur de la Sierra de Gredos y más concretamente en la vertiente oeste de estas formaciones montañosas donde la garganta entronca con el río Jerte.

Para iniciar la visita a la Garganta de los Infiernos lo más aconsejable es acudir al Centro de Interpretación de la Naturaleza, desde el que podremos iniciar varias rutas por la zona. Se encuentra situado en la carretera N-110 que parte de Plasencia en dirección a Barco de Ávila. Entre Cabezuela del Valle y Jerte, en el paraje Los Arenales, tomaremos la dirección del camping por la que cruzaremos el río poco antes de llegar al aparcamiento del Centro de Interpretación.

Como navegar por nuestras visitas virtuales

MAPA DE LOCALIZACIÓN:

Imprimir