Este impresionante entorno natural está dominado por unos grandes bolos graníticos que se asientan a la orilla de las charcas.

 

barruecos2El museo Vostell, cuyo edificio era un antiguo lavadero de lanas del siglo VIII, las tumbas y restos de edificaciones romanas y medievales, las excavaciones del período Neolítico y los restos megalíticos de la Hijadilla completan la magia de este lugar.
Los Barruecos fueron declarados Monumento Natural por su espectacular paisaje. Situado en plena plenillanura de Cáceres, se caracteriza por un relieve aplanado, sin casi árboles, y dominado por los grandes bolos graníticos asentados a la orilla de las charcas.

Las aguas embalsadas han creado un hábitat ideal para la fauna lacustre: ánades, garzas, águilas calzadas, aguiluchos cenizos, nutrias, tritones,.. y por supuesto la cigüeña común, con sus emblemáticos nidos en las formaciones rocosas de la zona.

Para los amantes de las aves es un lugar privilegiado para la observación y estudio de las diferentes especies.

En cuanto a especies piscícolas destaca la tenca, constituyendo su pesca un atractivo añadido para la zona.
El museo Vostell, creado por el artista alemán Wolf Vostell, ocupa un antiguo lavadero de lanas construido en el siglo XVIII. El museo recoge en su interior la obra del artista y otras colecciones de arte vanguardista.

En los alrededores del conjunto granítico G1 se encuentran los restos de una villa romana y un conjunto de tumbas antropomorfas. Y en numerosos puntos del Los Barruecos se pueden contemplar pinturas y grabados rupestres. Aconsejamos realizar una ruta guiada para sacar el máximo partido a la visita.

 
 

MAPA DE LOCALIZACIÓN:

Imprimir

Los Barruecos

Todas las imágenes en esta web tienen derechos de copyright y no pueden ser usadas sin el consentimiento del autor.