Acercarse a Extremadura es acercarse a la Naturaleza en expansión, a lugares poco explotados y ocupados por el ser humano que han conservado hasta nuestros días su original biodiversidad, una variedad de fauna y flora que constituyen en sí misma un hermosísimo espectáculo

digno de proteger y fomentar y que, además, poseen unos valores ecológicos, estéticos, educativos y científicos de gran importancia, que la Junta de Extremadura trata de proteger mediante la Ley de Conservación de la Naturaleza y Espacios Naturales de Extremadura.

Los Barruecos18-837-800-600-80-wm-right bottom-100-logoparatourspng

Esta ley especifica los muchos lugares y elementos naturales que existen en la región y los motivos por lo que cada uno de ellos debe ser protegido: Parque Natural Tajo Internacional, Parque Natural de Cornalvo, Reserva Natural Garganta de los Infiernos, Monumento Natural de Barruecos, Lugar de Interés Científico Volcán del Gasco, Arboles Singulares – Castaños del Temblar, Zona de Interés Regional – Embalse de Orellana y muchos otros que desde ExtremaduraVirtual.Net tratamos de ir dando a conocer poco a poco a través de nuestra web.

Los cielos de Extremadura son de los más limpios de España y en ellos todo visitante será sorprendido con el saludo de algún águila imperial o milano. Sin duda, esta es la región ideal para disfrutar el avistamiento de aves. Incluso los que más ignoramos el mundo de la ornitología, pronto aprendemos en Extremadura a distinguir algunas especies que llaman especialmente la atención por su belleza o comportamiento.

abejaruco

El elanio azul es una pequeña rapaz que se puede encontrar fácilmente y que exhibe llamativos tonos claros azulados. El abejaruco también es un pequeño parajarillo que suele posarse en árboles bajitos, posee un divertido vuelo acrobático y exhibe multitud de colores: pecho azul, vientre verdoso, cabeza canela, cuello amarillo y la lista negra que adorna su ojo. La avutarda, que puede llegar a superar los 15 kg. de peso y aun así puede volar. Y cómo no, las cigüeñas blancas, que construyen sus grandes nidos visibles en campanarios, torres, chimeneas, y árboles de toda Extremadura. Es interesante señalar, además, que en la región existen unas 200 parejas de cigüeña negra (más de la mitad de todas las que hay en España), aunque es una especie muy temerosa a la presencia del hombre, por lo que busca recónditos lugares de zonas boscosas y riberos fluviales para anidar.

Según Birdlife, el 75% de Extremadura está considerada como IBA (siglas en inglés de “área de importancia para las aves”) y los espacios considerados ZEPA “Zona de Especial Protección para las Aves” representan más del 25% del territorio extremeño.

ciguenanegra

Sentir su presencia y conocer el profundo valor de estas especies y su entorno es lo que nos ayuda a tomar conciencia de lo importante que es respetarlas, cuidarlas, amarlas, admirarlas y protegerlas, hacer todo lo necesario para evitar que se contamine el aire que todos respiramos, evitar que se destruya el ecosistema de la vida. Ellas están ahí gratis dispuestas a compartir contigo la abundacia de la Madre Tierra. ¿No te pica la curiosidad de venir a conocerlas?