Nos hemos desplazado nuevamente a la Sierra de Gata, en esta ocasión, para conocer a Miguel Ángel, empresario de Villamiel y propietario de la Casa Rural Boada, un hombre sencillo y sumamente atento que sabe apreciar el valor del entorno natural de su pueblo sin dejar por ello de

innovar realizando un buen aprovechamiento de las nuevas tecnologías. Tras haber realizado las fotos para crear el tour virtual de su casa, que pronto compartiremos con vosotros, decidimos quedarnos en ella para descansar y comprobar personalmente la calidad de este alojamiento.

CRBoada

Casa Rural Boada está situada en un enclave singular, rodeada de viñas, castaños y olivos, tiene unas vistas preciosas desde su balcón, pero además cuenta con un moderno y completo equipamiento y menaje interior para que no eches nada en falta a la hora de cocinar, entretenerte y sentirte cómodo. Un ratito de lectura en el jardín, musiquita romántica, una buena cena al calor de la chimenea y mejor descanso gracias a un firme colchón que te abraza eliminando por completo todo el stress que traías... Después de tan agradable y reconfortante velada, amanecimos con las baterías cargadas al 100% para continuar descubriendo la Sierra de Gata y cuatro fueron los pueblos de esta comarca que pudimos visitar y disfrutar para compartirlo con vosotros:

villamielVillamiel: Conserva la arquitectura popular de la zona y se destaca por sus monumentos religiosos, principalmente, la Iglesia Parroquial de Santa María Magdalena, construida en el siglo XVI, y su hermoso Cristo negro crucificado de madera de ébano. También son dignos de mención los escudos de las familias nobles que se conservan en algunas fachadas como la del Palacio del Deán acurié de Jerez. A 5 minutos está Trevejo, una aldea medieval de 29 habitantes declarada conjunto histórico-artístico, que se contempla desde este pueblo coronada por su misterioso castillo. Villamiel fue fundada en la época visigoda con el nombre de “Lamasso” (miel, en gótico).

Santibáñez el Alto: Callejuelas irregulares y caóticas donde aparecen viviendas levantadas sobre el granito y escaleras dispuestas en la propia roca del suelo. Indispensable visitar su castillo de origen musulmán (siglos IX y X), la mayor fortificación de toda la Sierra de Gata, en cuyo interior nos sorprendió encontrar el antiguo cementerio del pueblo. Si te atreves a casi trepar a la muralla como nosotros, alucinarás con las vistas de la zona y del embalse Borbollón que hay desde allí.

santibaezCadalso: También aquí las calles mantienen una disposición irregular a manera de tela de araña en torno a la Plaza Mayor, lugar donde el Rey Alfonso XI tuvo una residencia que utilizaba durante sus cacerías por la comarca y, según dicen, para encontrarse con su imprudente amor, Doña. Leonor de Guzmán, antes de partir para la histórica batalla del Salado (Cádiz), donde sufrieron los musulmanes una derrota definitiva.

Acebo: Imponente por su tamaño y antigüedad, incluso a gran distacia, se ve la Iglesia de Nuestra Señora de los Ángeles, uno de los monumentos más importantes del norte de Extremadura declarada como "Bien de Interés Cultural", pero toda la arquitectura del pueblo, típica y bien cuidada por los vecinos, incluido el barrio judío, convierte el pasear por sus calles en un agradable momento. Cadalso es famoso por sus encajes de bolillo y por sus sabrosas naranjas.

cadalsoEntre todos estos antiguos encantos arquitectónicos, encontramos riachuelos, piscinas naturales y huertos donde el ser humano cultiva y donde pastan libres los animales con una enorme placidez y generosidad para quienes los ciudan. La misma generosidad que demuestran sus pobladores a los visitantes, quienes alegres y curiosos nos paraban para conversar en cada uno de estos pueblos, guiándonos hacia los rincones más bonitos de su entorno y ofreciéndonos sus productos locales. Increíble pero cierto, nada más llegar a Acebo, un agricultor del pueblo nos regaló un puñado de las mejores naranjas que hemos probado en nuestra vida, y fue gracias al consejo de Flor, vecina de Cadalso, como llegamos al Restaurante Casa Píris, donde comimos de la matanza recién hecha por la familia: chorizo, morcilla y un enorme solomillo fresco de 2x1 palmos tan sabroso que mientras lo masticas sólo deseas que no se termine. Así que atrévete a escuchar con confianza a los/as vecinos/as de Sierra de Gata y te sorprenderá cuánta sabiduría encierra la vida sencilla del mundo rural. Enriquecerán tu visita y conseguirán que quieras volver.

Casa Rural Boada, Villamiel: www.casaruralboada.es

Restaurante Casa Píris, Cadalso: 927 44 15 00 / 648 712 915